El Tribunal Europeo cuestionó a dos paises por falta en la ley de juego